Crema de Rosa Mosqueta 60 ml.

La crema de rosa mosqueta es un cosmético que contiene todos los principios activos de la Rosa affinis rubiginosa y puede ser utilizada como loción o gel para extender por la piel. Con esto consigues regenerar la epidermis, mejorar el proceso de cicatrización de heridas y suavizar el aspecto de estrías y manchas en el tejido.

Más detalles


$ 4.990 IVA incluído

399 productos disponibles

La crema de rosa mosqueta es un cosmético que contiene todos los principios activos de la Rosa affinis rubiginosa y puede ser utilizada como loción o gel para extender por la piel. Con esto consigues regenerar la epidermis, mejorar el proceso de cicatrización de heridas y suavizar el aspecto de estrías y manchas en el tejido superficial de todo el cuerpo. Sirve tanto para la cara como para el abdomen, nalgas y otras zonas de la anatomía humana.

Para qué sirve

Hemos avanzado parte de este apartado pero ahora vamos a indicar, con mayor profundidad en la crema rosa mosqueta para qué sirve.

Prevenir arrugas.
Eliminar marcas en la piel.
Disminuir el tamaño de cicatrices.
Favorecer el proceso de cicatrización sin secuelas.
Cambiar el aspecto de estrías.
Hidratar y evitar la rotura de fibras de la piel que dan paso a estrías y arrugas.
Como antienvejecimiento.
Usada regularmente, todos los días sobre una zona en donde han existido puntos de sutura es capaz de conducir al organismo hacia la construcción de piel sin cicatrices. La rosa mosqueta tiene un gran poder regenerador. Activa y beneficia con sus propiedades a que haya un cambio constante de la piel, de los tejidos que la forma y, por lo tanto, que poco a poco, usándola todos los días el aspecto dañado, cicatrizado de paso a uno más joven, suave y saludable.

Cuando hay aparición de estrías también puedes utilizarla. La crema con rosa mosqueta sirve para acelerar el proceso de regeneración que sustituirá la piel dañada por nuevos tejidos sanos. Las estrías, al igual que las marcas y cicatrices poco a poco desaparecerán. Eso sí. Ten en cuenta que es un proceso lento y constante. Así que lo más seguro es que tengas que estar usándola varios meses.